Your web browser is out of date. Please upgrade it for a better experience viewing this website.

Nuestra Historia y la ONU

Durante la década de los años 90 y esta década, varias conferencias internacionales celebradas bajo los auspicios de las Naciones Unidas llamaron la atención sobre las necesidades de la mujer y la adolescente, en particular sobre su salud y sus derechos sexuales y reproductivos. Reconociendo la fuerza creciente y la capacidad del movimiento internacional de la mujer, la IWHC ha desempeñado un papel de liderazgo en la movilización de las mujeres y las jóvenes para su participación en estas conferencias, en particular en la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo (CIPD), celebrada en El Cairo en 1994.  En esta conferencia, 179 gobiernos acordaron en un Programa de Acción que procura obtener un equilibrio entre todos los pueblos del mundo y sus recursos. Este Programa de Acción fue el primero que le asignó a la salud sexual y reproductiva de la mujer y sus derechos, el epicentro de un acuerdo internacional sobre población, un campo que anteriormente había estado dominado por estrategias que procuraban controlar la fecundidad de la mujer y alcanzar metas demográficas prestando muy poca atención a la autonomía sexual y reproductiva de la mujer y a sus derechos humanos. Este cambio de enfoque es comúnmente conocido como el “cambio paradigmático de El Cairo.”

Varias conferencias celebradas durante los años siguientes—inclusive la Cuarta Conferencia sobre la Mujer (CCMM, Beijing, 1995), y la revisión de los cinco años de la CIPD (CIPD + 5, Nueva York, 1999) y la CCMM (CCMM + 5, Nueva York, 2000), y los períodos extraordinarios de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre VIH/SIDA (Nueva York, 2001) y Niños (Nueva York, 2002)—ofrecieron oportunidades para fortalecer y avanzar los compromisos adoptados en El Cairo. Junto con alianzas feministas internacionales, como HERA (Salud, Empoderamiento, Derechos y Rendición de Cuentas), la IWHC continuó movilizando a la mujer y a las jóvenes para participar en estas conferencias y tuvo éxito al convencer a los gobiernos a establecer metas más ambiciosas con respecto al aborto practicado en condiciones adecuadas, la prevención del VIH, la anticoncepción, la atención obstétrica y otros aspectos conexos al tema. Asimismo, continuamos apoyando a los defensores locales que utilizan estos acuerdos como mecanismos para influenciar a sus propios gobiernos para que incrementen su compromiso de asegurar a las mujeres y adolescentes su salud y sus derechos sexuales y reproductivos en forma de leyes, asignaciones presupuestarias, programas de estudio que incluyan la educación sexual y nuevos programas y servicios.

Hoy se cumplen diez años de la aprobación, por parte de 179 gobiernos, del Programa de Acción de la CIPD. Y si bien estos gobiernos, desde 1994, han reafirmado siete veces este Programa, Estados Unidos, un país que desempeñó un papel de liderazgo tanto en la CIPD como en la Cuarta Conferencia Mundial de la Mujer (CCMM) y en las revisiones a los 5 años de ambas conferencias, ha atacado duramente el acuerdo en las reuniones de las Naciones Unidas y ha promovido políticas internacionales que están en directo conflicto con el enfoque integral de la CIPD. A pesar de este desafío, la IWHC continúa comprometida en asegurar que los gobiernos continúen haciendo avanzar la agenda positiva e integral para la salud y los derechos de la mujer, especialmente en este momento en que todo el mundo celebra el décimo aniversario de este evento trascendental.